En la imagen de cabecera están representados tres de los cuatro factores que conforman la cuádruple hélice de innovación: industria, gobierno y universidad. El cuarto, la sociedad civil, no aparece explícitamente pero se puede intuir. Si quieres saber más sobre este concepto que en fechas recientes se ha incorporado al campo de la innovación, te invito a que sigas leyendo.

La metáfora de la hélice de innovación entraba en escena a fines del siglo XX. Varios autores venían reparando en la evidencia de que en las últimas décadas las empresas que llevaban a cabo procesos de innovacoin habían renunciado en gran parte al secretismo empresarial, en aras de una estrecha colaboración con el mundo académico (universidades y centros de investigación) y gubernamentales (administración y agencias públicas de políticas de innovación). Esta observación llevaría a Henry Chesbrough a definir su popular modelo de «innovación abierta».1 2

En paralelo -y con un matiz más teórico- otros investigadores se interesaban también por la apertura de los procesos de innovación, pero no ya desde el punto de vista de la optimización del modelo de negocio de las empresas, como era el interés de Chesbrough, sino desde la perspectiva de la participación de los usuarios. Por este camino, Eric Van Hippel acabaría desarrollando su concepto de «free innovation» o de innovación centrada en el usuario.3 Pero ya unos años antes, Etxkowitz y Leydesdorff4 habían publicado un par de artículos en que definían conceptualmente la «triple hélice»: un marco de colaboración entre industria, universidad y administración para el desarrollo de soluciones innovadoras.

Can Jaumandreu, Rambla del Poblenou, Barcelona

El dibujo que ves aquí proviene de mi  sketchbook. Representa una fachada del complejo de oficinas Can Jaumandreu, que (como muchos otros rincones del tradicional barrio de Poblenou) concentra los tres factores de la triple hélice. El edificio de la izquierda de la imagen es una de las sedes de la Universitat Oberta de Catalunya. A la derecha se aprecia una esquina de la oficina de vivienda pública del Ayuntamiento de Barcelona. En el centro, ya convertida por el paso del tiempo en un símbolo del origen industrial del barrio de Poblenou, una chimenea del siglo XVII.

La conexión -o confusión- de la triple hélice con la innovación abierta se ha discutido en varios foros, durante un cierto tiempo. En 2016, L. Leydesdorff e I. Ivanova abordan de pleno esta cuestión, estableciendo que la diferencia fundamental radica en que la innovación abierta se centra en el rol de la empresa, mientras que la triple hélice es multi-focal.

Cuádruple hélice y participación ciudadana

Poco más tarde, otros trabajos académicos observarían que la triple hélice omitía un cuarto factor, de creciente importancia: la sociedad civil. De esta apreciación surgía la noción de «cuádruple hélice».5

El enfoque de cuádruple hélice tiene una innegable carga de normatividad. De hecho, el concepto se ha consolidado en instrumentos programáticos y policy papers de promotores institucionales de políticas de innovación. La Comisión Europea, por ejemplo, lo ha adoptado en algunos de sus lineamientos para la gobernanza multinivel de la innovación territorial.6

Línea de tiempo

La línea de tiempo interactiva que encontrarás a continuación narra la historia de la cuádruple hélice y de otros conceptos familiares, análogos o relacionados.

Notas y referencias

  1. Chesbrough, H. (2003). Open Innovation: The new imperative for creating and profiting from technology. Harvard Business School Press.
  2. Edición en español: Chesbrough, H. (2009). Innovación abierta. Barcelona: Plataforma Editorial.
  3. von Hippel, E. (2005). Democratizing innovation: The evolving phenomenon of user innovation. Journal Fur Betriebswirtschaft, 55(1), 63–78.
  4. Etzkowitz, H, & Leydesdorff, L. (1995). The Triple Helix—university–industry–government relations: A laboratory for knowledge-based economic development. EASST Review, 14Etzkowit, 14–19; Etzkowitz, Henry, & Leydesdorff, L. (1998). The Endless Transition: A “Triple Helix” of University-Industry-Government Relations. Minerva, 36(3), 203–208.
  5. Carayannis, E. G., & Campbell, D. F. J. (2009). “Mode 3” and “Quadruple Helix”: toward a 21st century fractal innovation ecosystem. International Journal of Technology Management,46(3), 201–234.
  6. Web oficial de la estrategia de Investigación e Innovación de la Comisión Europea: https://ec.europa.eu/regional_policy/en/policy/themes/research-innovation/
  7. Etzkowitz, Henry, & Leydesdorff, L. (1998). The Endless Transition: A “Triple Helix” of University-Industry-Government Relations. Minerva, 36(3), 203–208.
  8. Chesbrough, H. (2003). Open Innovation: The new imperative for creating and profiting from technology. Harvard Business School Press.
  9. Hippel, E. von. (2005). Democratizing Innovation. MIT Press.
  10. Carayannis, E. G., & Campbell, D. F. J. (2009). “Mode 3” and “Quadruple Helix”: toward a 21st century fractal innovation ecosystem. International Journal of Technology Management,46(3), 201–234.
  11. Chesbrough, H. (2009). Innovación abierta. Barcelona: Plataforma Editorial.
  12. Carayannis, E.G. & Campbell, D.F. (2010) Triple Helix, Quadruple Helix and Quintuple Helix and How Do Knowledge, Innovation and the Environment Relate To Each Other? : A Proposed Framework for a Trans-disciplinary Analysis of Sustainable Development and Social Ecology. International Journal of Social Ecology and Sustainable Development. 1 (1), 41–69.
  13. L. Leydesdorff (2012). The Triple Helix, Quadruple Helix, …, and an N-Tuple of Helices: Explanatory Models for Analyzing the Knowledge-Based Economy?, Journal of the Knowledge Economy, vol. 3, 1, págs. 25-35.
  14. Chesbrough, H.; Vanhaverbeke, W. y West, J. (Eds.) (2014). New Frontiers in Open Innovation. Oxford: Oxford University Press.
  15. Leydesdorff, L. & Ivanova, I. (2016). “Open innovation” and “triple helix” models of innovation: can synergy in innovation systems be measured? Journal of Open Innovation (pp. 1-12), vol. 2, nº 1.