Cuando por fin recibes la vacuna anti Covid la primera reacción es celebrarlo con bombos y platillos (lo que en la era digital significa difundir la selfie por cuanta red social existe). La segunda reacción, más reposada, viene con la toma de conciencia de que te ha tocado porque ya tienes una edad.. Y que en consecuencia no podrás seguir desinformando al respecto. La otra reacción, la física, nunca existió: juro que ni siquiera sentí el pinchazo.