Aquí tendria que haber ido un artículo sobre mi experiencia como doctoranda en el campo de la innovación digital, desde una perspectiva de género. En eso estaba… Pero tenía puesta la televisión y las voces que poco rato antes eran apenas una cortina para filtrar el ruido que se colaba desde la calle por la ventana abierta a causa del calor estival anticipado, empezaron a ganarle terreno a mis pensamientos, digamos, académicos.

Esos nombres femeninos encabezando los telediarios… cosa poco habitual; «normal» sólo en días execrables como éste, cuando la violencia machista vuelve a reclamar protagonismo. Rocío, Olivia, Beatriz no deberían estar hoy en los medios; deberían estar en sus vidas normales. ¡En sus vidas! Pero un criminal ha decidido que no tenían ese derecho.

Hasta aquí llego porque me voy a la concentración contra la violencia machista. Os dejo este vídeo de la Canción Sin Miedo de Vivir Quintana.

Nos sembraron miedo, nos crecieron alas.