Propiedad de los organismos o sistemas de mantener una condición interna estable, compensando los cambios del entorno mediante un intercambio de información, energía o materia.

 

« Back to Glossary Index