Categorías

Gestión del conocimiento (Canals 2003)

← Volver

Presentación

El pequeño formato casi engaña a primera vista: en realidad este libro de divulgación es probablemente uno de los más completos ensayos sobre el concepto, el área de estudio y la práctica de la gestión del conocimiento.

Se trata de una recopilación de ideas inspiradas en los artículos que a lo largo de unos años fue publicando Agustí Canals en el boletín electrónico Know-Org, el cual formaba parte del portal Infonomia.com, dirigido por Alfons Cornella (quien a su vez firma el epílogo del libro).

El interés en la gestión del conocimiento ha crecido enormemente en los últimos años, poniendo de manifiesto las oportunidades surgidas de la economía de la información. Los datos ya no son un bien escaso. Hoy fluyen libre y abundatemente en casi todas direcciones. Sin embargo, debemos preguntarnos: ¿Quiere eso decir que la información ya no es escasa? ¿Y tampoco lo es el conocimiento?

M. Boisot, Prólogo, p. 7

Ficha técnica

Título

Gestión del conocimiento

Autor

Agustí Canals

Fecha

2003

Plaza

Sant Feliu de Llobregat (Barcelona)

Editorial

Gestión 2000

Páginas

106

ISBN

84-8088-844-X

Contenidos

Prólogo (Max Boisot, pp. 7-10)

Introducción: mapa de ideas (11-26)

1. Conocimiento y organizaciones (27-38)

2. Gestionar el conocimiento (39-80)

3. Quo Vadis, GC? (81-100)

4. Epílogo (Alfons Cornella, pp. 101-106)

Los orígenes

El autor recurre a Laurence Prusak para identificar las tendencias que impulsaron la aparición de disciplina de gestión del conocimiento: 1

  • La globalización.
  • La generalización de las TIC.
  • La visión de la organización centrada en el conocimiento.

También sigue a Prusak en lo que respecta a las tradiciones profesionales que sirvieron de antecedentes a la gestión del conocimiento: 2

  • La gestión de la información.
  • El movimiento por la calidad.
  • La aproximación basada en el capital humano.

Niveles del conocimiento

El conocimiento puede ser estudiado a dos niveles: el personal y el de las organizaciones.

Estos dos niveles están interrelacionados en la gestión de los activos del conocimiento en las organizaciones, ya que el conocimiento en las organizaciones reside en: 3

  1. Las personas.
  2. Las tecnologías de la información.
  3. Los procesos.

Conocimiento tácito y explícito

Uno de los temas mas recurrentes en los estudios de gestión del conocimiento en las organizaciones es la distinción -y relación- entre conocimiento tácito y conocimiento explícito. En esta materia es obligado traer a colación la influyente obra de Ikujiro Nonaka y Hirotaka Takeuchi. 4

En la línea de la teoría de los autores japoneses, Canals advierte que, aunque el conocimiento tácito puede transformarse en explícito y el explícito en tácito, esto no nos debe llevar a la confusión de pensar que ambos son nada mas que dos formas de un mismo conocimiento.

La difusión del conocimiento

Toda organización se ha visto alguna vez ante el dilema de la difusión del conocimiento:

En muchos libros y artículos sobre gestión del conocimiento se hace gran hincapié en fomentar la compartición de conocimiento. Se acepta como algo muy deseable y que hay que fomentar a toda costa. Pero, ¿hasta donde hay que compartir el conocimiento?, ¿con quien? Y, quizá aun mas importante, ¿quien decide todo eso? 5

Observa Canals que sería demasiado precipitado recurrir a la respuesta que hasta hace poco tiempo parecía mas obvia: «compartir solo dentro de la organización».

Las cosas han cambiado en las organizaciones, mucho. «Resulta que los límites de una organización cada vez son menos claros», dice el autor, y «en lugar de una frontera nítida, tenemos algo parecido a un campo de fuerza que va decreciendo, de manera mas o menos continua, a medida que nos vamos alejando del núcleo central de la organización». 6 Hoy en día, los empleados temporales, las empresas subcontratadas, las alianzas estratégicas, los clientes, los proveedores, las consultoras, las empresas intermediarias, un clúster de empresas competidoras son todos agentes que operan en las inmediaciones de la organización y que inciden en la difuminación de sus fronteras. En la actualidad, hay además un fenómeno descollante y que por la fecha en que se publicaba Gestión del conocimiento aun no tenía una denominación precisa, porque exactamente ese mismo año Henry Chesbrough publicaba la obra que ayudó a consolidarlo: la innovación abierta.

Las ciencias de la complejidad han ayudado a reconocer a las organizaciones como sistemas complejos, en los que se da origen a unas estructuras emergentes, las cuales pueden representar nuevos retos para las disciplinas del conocimiento.

I-Space

Cuando los activos de conocimiento alcanzan un grado de codificación y abstracción que permite su difusión interna, resulta demasiado difícil impedir su difusión al exterior de la organización. 7

En esta idea, Canals está adoptando el marco I-Space 8 9 que Boisot concibió para explicar el ciclo de aprendizaje social que tiene lugar en las organizaciones.

Boisot sostiene que los activos de conocimiento se sitúan en un espacio tridimensional imaginario en función de tres cualidades que el conocimiento puede poseer en mayor o menor cuantía: la codificación, la abstracción y la difusión. Dentro de este espacio, llamado Information Space o I-Space, se produce la creación y la transformación del conocimiento. 10

El futuro está aquí

El último capítulo de Gestión del conocimiento inroduce diez líneas de trabajo en las que, a juicio de su autor, se podría avanzar en los años siguientes:

  1. Nuevas tecnologías para la gestión de contenidos.
  2. La complementariedad entre conocimiento tácito y conocimiento explícito.
  3. Profundizar en la distinción entre datos, información y conocimiento.
  4. Estudiar los mecanismos del conocimiento colectivo.
  5. El conocimiento como fenómeno emergente en organizaciones complejas.
  6. Tecnologías que facilitan la interrelación en organizaciones en red.
  7. Introducción de la variable espacio-temporal en la transmisión del conocimiento.
  8. Relación entre gestión del conocimiento y elearning.
  9. Continuar la aplcación de la teoría de la empresa basada en el conocimiento.
  10. Diseñar sistemas para determinar el ROI de la gestión del conocimiento.

Notas y referencias

  1. A. Canals (2003). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, pp. 40-41.
  2. A. Canals (2003). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, pp. 42-43.
  3. A. Canals (2003). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, pp. 32-33.
  4. Nonaka, I. y Takeuchi, H. (1995). The Knowledge-Creating Company. Nueva York: Oxford University Press.
  5. A. Canals, (2005). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, p. 72.
  6. A. Canals, (2005). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, p. 74.
  7. A. Canals (2003). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, p. 74.
  8. M. Boisot (1995). Information Space. Nueva York: Routledge.
  9. M. Boisot (1998). Knowledge Assets. Nueva York: Oxford University Press.
  10. A. Canals (2003). Gestión del conocimiento. Barcelona: Gestión 2000, p. 56.

PROYECTOS RECIENTES

Ir a Arriba